Visitar Chicago en invierno

20140212-215702.jpg

Hay ciudades que no basta con visitar una vez en la vida… Y no me refiero al lujo de querer repetir por placer, o a la necesidad de volver porque te han faltado días para verlo todo. Nada de eso. Me refiero a ciudades que puedes redescubrir según la estación del año en las que las visites.

Ese es el caso de Chicago. Estoy convencida de que la ciudad que yo estoy conociendo ahora en pleno invierno poco tendrá que ver con el Chicago que otros viajeros se encuentran durante los meses de verano.

En estos días (y los que aún me quedan hasta concluir mi aventura) vivo un sueño. Un manto de nieve que cubre calles, casas y coches me deja maravillada cada día (tened en cuenta que es una estampa bastante inusual para una canaria como yo).

Pero el frío no da tregua, de momento las temperaturas han estado entre los -9 y los -16 grados centígrados, lo que hace imposible pasar una tarde entera de paseo sin entrar a algún sitio, porque el cuerpo se congela. Creo que puedo afirmar sin miedo a equivocarme que nunca había pasado tanto frío.

Afortunadamente, Chicago es una ciudad preparada, como lo están también sus gentes, así que no hay que temer el visitarla en invierno, porque merece la pena.

Ventajas y desventajas de visitar Chicago en invierno

La desventaja principal es que dificulta mucho el paseo y actividades al aire libre. No podremos bañarnos en el lago, ni dar un paseo en barco… ni tampoco tumbarnos sobre la hierba en Lincoln Park, disfrutando de las vistas del Loop mientras degustamos un refrescante helado. Sin ir más lejos, nos encontramos un Navy Pier desierto y en obras, pero no hay aglomeraciones en la ciudad y se pueden visitar los puntos más turísticos con absoluta comodidad. Durante más de una hora tuvimos para nosotros solos el Observatorio de la Torre Hancock… Son pequeños lujos que en verano serían imposibles.

Tampoco disfrutaremos de los festivales y fuegos artificiales del verano, pero patinaremos sobre hielo en Millenium Park y conoceremos un poco el día a día de la vida universitaria.

En definitiva, hay muchas cosas que conocer y hacer, tanto en verano como en invierno. Os recomiendo visitar ChooseChicago para obtener toda la información básica sobre la Ciudad del Viento. En realidad basta con unos días para conocerla pero, en nuestro caso, como no nos gustan los viajes a la carrera, nos decantamos por dos semanas, aprovechando que un amigo tiene la inmersa suerte de estudiar y vivir aquí. Es una ciudad que se presta a ello, con mucho encanto, muy intercultural y no tan excesivamente turística y frenética como Nueva York.

20140212-215550.jpg

20140212-215634.jpg

Recomendaciones para el frío:

– Usar ropa térmica (tanto camisas como pantalones o leotardos -estos últimos los estoy usando de dos en dos). Lo más práctico es el encebollado, capas y capas de ropa, que podamos irnos quitando cuando entremos a algún bar, metro, etc. Totalmente recomendables los nuevos suéteres de Decathlon: baratos (en torno a 5 euros), térmicos y finitos.

– Usar gorro o/y orejeras

– Usar guantes (de los buenos.. O bien térmicos o sí son de punto.. Que al menos sean de los gorditos)

Calzado cómodo, cálido y preparado para la nieve. Lo ideal es tener al menos dos pares para ir alternando, pues todos los días el mismo termina por provocar dolencias e incomodidades.

2 pensamientos en “Visitar Chicago en invierno

  1. Pingback: Subir a la Hancock Tower en Chicago | andurriante

  2. Pingback: La Torre Willis, el rascacielos más alto de Chicago | andurriante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s